jueves, 29 de septiembre de 2011

Feng Shui: Estrellas Volantes y Formas Externas e Internas

FENG SHUI: ESTRELLAS VOLANTES Y FORMAS EXTERNAS E INTERNAS
 Articulo Escrito Por
Luis Alberto Pichon Neyra
Al estudiar y practicar la escuela de Feng Shui de las Estrellas Volantes o Xuan Kong Fei Xing, siempre hay que tener muy en claro cómo deben interpretarse las estrellas volantes debido a la interacción que estas energías tienen con las formas exteriores y la distribución interna de cada orientación.
Es de suma importancia el saber cómo interactuar las formas exteriores y la distribución interior (formas interiores) de la casa con cada una de las energías de las estrellas volantes y de esta manera aprender correctamente cómo se deben interpretar las combinaciones de estrellas volantes a través de la interacción de estas con las formas exteriores e interiores.
Es un error muy común en las enseñanzas de interpretación de las estrellas volantes que se imparten en occidente el no incluir o tratar de manera aislada o separadas las formas externas y la distribución interior, aun cuando ambas forman parte de un mismo cuerpo, esto se debe muchas veces por desconocimiento de quien las enseña así.
Hay que comprender las relaciones entre las formas y las estrellas volantes, debido además a que ciertas configuraciones específicas de montañas se asocian a determinadas estrellas, por lo que al analizar un mapa de estrellas volantes se deben asociar estas formas y solo así sabremos las verdaderas consecuencias de buen o mal auspicio de estos factores externos sobre la casa, que pueden tener mucha influencia sobre los aspectos humanos y los aspectos mundanos.
Debido a todo esto es que siempre un análisis de estrellas volantes se debe realizar tomando en cuenta la distribución interior, las formas externas y las estrellas a las que se encuentran asociadas, porque la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma y se interrelacionan entre ellas en función de que la energía se manifiesta a través del vacío, forma, color, sustancia, estrellas, etc.
Cada casa tiene 8 orientaciones. Cada orientación tiene diferentes estrellas que la rigen.
Las estrellas de cada orientación interactúan con las formas exteriores y la distribución interior de su propia orientación. Es esta interacción de las formas exteriores y la distribución interior lo que determinara el real comportamiento de las estrellas de cada orientación.
Esto sucede porque la casa es la suma de sus partes (Todo) en donde interactúan las energías del exterior con las energías del interior y por esta razón es irresponsable trabajarlas cada una por separado, o trabajar las energías de las estrellas volantes sin tomar en consideración la influencia exterior y/o la distribución interna.
Las formas exteriores favorables o desfavorables deben examinarse en función a las energías de las estrellas volantes de la casa y su distribución interior. Luego en base a esto veremos si en una determinada zona estas influencias son auspiciosas o nefastas, lo que determinara el real comportamiento de las estrellas de montaña o agua y así proceder a la interpretación de las diferentes combinaciones de estrellas volantes. Solo de esta manera encontraremos soluciones efectivas que disuelvan las malas energías o apoyen las buenas y asegurarnos que las recomendaciones de solución sean lo más duraderas posibles. Es por eso que al analizar las estrellas volantes cómo algo meramente numérico sin tomar en cuenta las influencias exteriores y la distribución interna es irresponsable.
Veamos un ejemplo: Si las formas exteriores de una casa tienen malas configuraciones y su presencia e influencia es grande esto nos traerá como consecuencia que las estrellas volantes de naturaleza intrínseca nefasta y que están fuera de auspicio adquieran gran poder y que las estrellas volantes de naturaleza intrínseca buena y que están en buen auspicio se comporten cómo en perdida de auspicio trayéndonos un comportamiento nefasto de estas estrellas buenas.
Articulo Escrito Por
Luis Alberto Pichon Neyra
Publicar un comentario